Blogia
carlosymanu

5- La Heroína

5- La Heroína

La heroína es una droga derivada de la planta amapola y pertenece a una clase de drogas denominada “opiáceos”. En el siglo XIX los opiáceos eran remedios populares que se usaban para calmar afecciones y dolores de diferente tipo y se podían comprar sin prescripción médica en muchos comercios de EEUU y Europa.

Algunos opiáceos son naturales (morfina, opio y codeína) y otros son sintéticos, es decir, elaborados en el laboratorio a partir de la amapola (demerol, metadona, etc.). La heroína es un opiáceo semi - sintético: producida a partir de la morfina a través de un proceso químico. Es aproximadamente 3 veces mas fuerte que ésta. Puede presentarse en forma de polvo blanco o como una pasta o goma marrón (dependiendo de la procedencia y del proceso de elaboración que haya tenido). La heroína marrón debe ser disuelta con un ácido como la vitamina C antes de ser inyectada. Esta es además mejor variedad para ser fumada. La heroína que se vende en la calle por lo general no es heroína pura sino que está cortada con otras sustancias (esto también pasa con la cocaína). La heroína pura se "corta" así con otros opiáceos sintéticos, lo cual puede generar complicaciones a quien la consume, porque seguramente el usuario no va a tener el efecto que está buscando a la vez que se va a colocar en una situación de mayor riesgo de sobredosis y otras reacciones adversas.

Cuando se consume por vía intravenosa, esta sustancia de gran potencia alcanza rápidamente el cerebro y produce un “flash” (su efecto más inmediato) La heroína puede fumarse, inyectarse o inhalarse. Las dos primeras vías de administración son las que producen efectos en menor tiempo.

La vía intravenosa es la forma mas arriesgada de consumir heroína ya que entraña un riesgo elevado de sobredosis dado que la totalidad de la sustancia entra en el flujo sanguíneo de una sola vez. Puede ser inyectada directamente a través de las venas, indirectamente a través de los músculos, o en forma de inyección subcutánea. Cada uno de estos métodos tiene sus propios riesgos. Más adelante te los explicaremos detalladamente.

Los efectos de la heroína dependen, en principio, de la fisionomía del consumidor; aunque sus efectos generales más comunes son: que el usuario tenga menos conciencia y pueda aceptar mejor los dolores y afecciones físicas y emocionales. Por otra parte, puede producir sentimientos de calidez, euforia, placer y bienestar. No obstante, constan efectos muy desagradables: mareos, estreñimiento, vómitos, diarreas, menos deseo sexual etc. Además, las mujeres pueden experimentar períodos irregulares o incluso dejar de tenerlos.

El principal riesgo que crea de la heroína es generar tolerancia y, por lo tanto dependencia física y síndrome de abstinencia. Otros grandes peligros en el consumo de esta droga son las enfermedades que pueden ser traspasadas, por ejemplo, por vía intravenosa (Si son compartidas agujas, jeringas, algodones, filtros, cocinadores o cucharas infectadas...) así como trasmitir SIDA o Hepatitis B entre otras enfermedades víricas e infecciosas. Además la sobredosis puede producir una parálisis en nuestro organismo.

La heroína es una de las drogas con mayor índice de muertes por año, así como sus innumerables nuevos afectados con el transcurso de los días, por ello, el comercio con ella está muy penado por la ley y por su propia posesión. Aún siendo tan peligrosa y estando tan castigada con enormes multas y penas de cárcel sigue siendo un negocio muy rentable en el mercado negro. Todos los días se realizan adquisiciones de esta sustancia en los aeropuertos por parte de la policía, además de grandes redadas y confictos con grandes mafias del contrabando.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres